Chivu: “Sé muy bien cómo salir del pozo"

CHIVU: “SÉ MUY BIEN CÓMO SALIR DEL POZO"

En la última entrega de Careers, la leyenda rumana nos habla de su emocionante y existosa carrera como futbolista, con sus increíbles y aplastantes momentos

MILÁN - La historia futbolística de Cristian Chivu está repleta de momentos de agonía, de júbilo, de logros heroicos, de vínculos afectivos con sus compañeros de equipo, de trabajo incesante y de celebraciones por los trofeos obtenidos. El rasgo distintivo de todo ello es la férrea voluntad del rumano, que le ha permitido salir adelante con orgullo.

A continuación tenemos al protagonista del segundo episodio de Inter TV Careers, un programa dedicado a las leyendas Nerazzurri que se emite en DAZN. En la última entrega, Chivu habla de su vida y de su historia con una serie de imágenes que reflejan sus momentos más significativos en el deporte rey.

"Este es el tanto contra el Atalanta. Fue un momento especial, pues fue mi primer gol con el club. Lo he deseado durante mucho tiempo, porque quería estrenar mi casillero de goles con el Inter, y llegó poco después de mi traumatismo craneal. Fue maravilloso. La forma en que mis compañeros se acercaron a celebrar conmigo y la forma en que los aficionados me vitoreaban desde las gradas me abrumó bastante. Cuando los chicos se acercaron y besaron la cicatriz y me dijeron lo mucho que merecía el gol, y eso me conmovió mucho".

"¿Que cómo me hice esa cicatriz? Es fruto de un accidente del que, afortunadamente, pude recuperarme en pocos meses. Siempre he sabido aceptar las cosas tal y como se presentan, pero también he sabido recuperarme. Al final lo que importa es seguir adelante y hacer todo lo posible para volver a estar como antes del traumatismo.

"He tenido la suerte de formar parte de un club que me ha dado mucho, comenzando por el presidente e incluyendo a todos los que han trabajado en el club y han hecho algo por mí. Tuve la suerte de trabajar con un entrenador que creyó en mí desde el principio, que me dio confianza, que creyó en mi palabra cuando tuvo que determinar la plantilla de la Liga de Campeones para la segunda parte de la temporada a finales de enero de 2010, dos semanas después de mi segunda operación. Pedí que me incluyeran y dije que en dos meses volvería a saltar al terreno de juego. Mis compañeros de equipo también fueron cruciales en mi recuperación. Nunca olvidaré estos momentos; están muy arraigados en mí". 

LOS PRIMEROS DIAS DE CHIVU

"Cuando fui por primera vez al Ajax acababa de cumplir 18 años. Era la primera vez que me iba al extranjero y estaba allí solo; me encontraba en una situación insólita y nada fácil, pero mi sueño se hacía realidad. Tuve la oportunidad de jugar en un gran equipo, de superarme a mí mismo y de aprender aquello que me ha servido durante toda mi carrera.

"Fueron cuatro años maravillosos; llegué allí siendo un niño y me fui convertido en un hombre. Tuve la suerte de tener compañeros que me apoyaron mucho y técnicos que apostaron por mí. Al recibir el brazalete de capitán me sentí empoderado; probablemente el club vio algo en mí que yo mismo aún no conocía. Como jugador pude mejorar en muchos sentidos; el Ajax te enseña mucho, tanto a nivel humano como profesional, y hoy en día, como entrenador, lo plasmo en mi trabajo a diario."

"Cuando jugué en el AS Roma coincid´i con Francesco Totti. Es un tío excelente, todo un líder y alguien que ofrece mucho tanto fuera como en el terreno de juego, por lo que representa en la ciudad y para el equipo. Nunca nos peleábamos por sacar las faltas; las reglas estaban claras. Si se trataba de un disparo a balón parado que iba a favorecer a un zurdo, entonces yo mismo me encargaría".

"En cuanto a mi paso de Ámsterdam a Roma, hay una gran diferencia cultural, pero irme a vivir a Roma me hizo sentir como volver a algo más familiar. Me resultó más fácil: hice muchos amigos, y pase años increíbles en el club, pues ganamos la Coppa Italia. También crecí mucho como persona. Vayas donde vayas, como jugador siempre tienes buenos y malos momentos; solo tienes que aprender a gestionarlo y centrarte en tus objetivos".

"Dejan 'Deki' Stankovic es como un hermano mayor para mí. Tenemos una relación muy cercana, que es más fuerte que nunca. Nos cruzamos por primera vez ocmo rivales, pero siempre nos hemos respetado sobre el terreno de juego. Finalmente nuestros caminos se unieron en el Inter, en un mismo equipo, y de ahí nació una hermosa amistad. Nos apoyamos mucho, y nuestras familias son muy cercanas; pero sobre todo, nos entendíamos muy bien dentro del equipo".

"Esta es una camiseta a modo de conmemoración que me regalaron después de colgar las botas. Este gesto demuestra que el club quiere dejar constancia de que formamos parte de algo más grande, de un verdadero colectivo. No me fijo demasiado en lo que hice como futbolista, pero puedo recordarlo todo. Guardo grandes momentos, pero nunca miro demasiado hacia atrás, siempre estoy enfocado en el presente y en el futuro cercano".

"En cuanto a los pesares, las cosas que he hecho en mi carrera las hice en aras de honrarme a mí mismo, a los clubes que representé y a los equipos que confiaron en mí y que me llevaron a hacer la historia que escribí. Me siento afortunado, pero no dedico demasiado tiempo a mirar al pasado, porque ahora tengo un trabajo que es muy diferente al de mis días como jugador. No tengo tiempo para evocar recuerdos. Sólo me centro en lo que estoy haciendo ahora y quiero hacer el mejor trabajo posible para transmitir un ejemplo a los jóvenes que les acompañe durante toda su vida y su carrera".

"Pasamos tiempo juntos y, aunque nuestros caminos se han separado desde entonces, siempre hemos mantenido el contacto. Cuando uno comparte momentos memorables con personas, éstas pasan a formar parte de la vida; conseguir aquellos objetivos y hacer historia son cosas que nunca se olvidan".

"Me dijo lo que pasaría en mayo: que yo sería titular en la final de la Copa. Me quedé en el banquillo en Siena porque él quería que fuera titular en la final de la Liga de Campeones, y eso fue lo que acordamos".

"Fue realmente muy profético, al predecir lo siguiente: "Te sacarán una amarilla por cometer falta sobre Arjen Robben, y en la segunda parte pasarás al centro del campo, y pondré a Javier Zanetti sobre Robben, ya que estarás apercibido. Entonces tendrás calambres y tendré que sustituirte". Era como si hubiera escrito un guión ganador de un Oscar".

"Soy muy pasional; me implico mucho emocionalmente en el desarrollo de mis jugadores. A veces me gustaría poder transmitir mejor mis ideas, pero luego me doy cuenta de que no es sencillo, pero estoy aprendiendo. Los jugadores también me mejoran como entrenador y eso me hace sentir muy cómodo. Agradezco que puedan sacar eso de mí, pero soy consciente de que puedo y debo seguir mejorando".


Versi Bahasa Indonesia  中文版  English Version  Versione Italiana 

Tags: chivu
Load More